• Print
close

Meditabundo. Cortos

Please follow and like us:

El caso de soborno y sobrevaluación de Odebrecht nos recuerda la carta de Vladimir Which Lenin a Kropotkin Piotr, príncipe ruso que fue revolucionario, geólogo, zoólogo que intentó dar al anarquismo una base científica. La carta: “La autoridad envenena a todo aquel que la asume”.

Los griegos sabios, filósofos, que por alguna circunstancia no para un día sin recordarlos, eran completamente libres, referente a perder la vida, expresaron: “No es tan horrible: queda la muestra, el adiós definitivo, la terminación y el regreso a casa”.

Pasan siglos y tiene vigencia la inteligencia de Claudio Cossio al escribir: “Quien tiene autoridad siempre uno, nunca divide”.

Lo vivido en el servicio naval (34 veranos), nos asegura que solo el espíritu de cuerpo, construye, realiza el triunfo, vivir para el otro es la felicidad del género humano.

Estamos en felicidad, todo el tiempo libre en esta bendecida senectud que enseña: la mayoría de los “amigos” comienza las relaciones con la idea fija en lo que pueda beneficiarse. Nada de lo que puede dar. Llama viejo obsoleto, nos hace sonreír, es una respuesta aprendida que nos recuerdan: “La amistad por utilidad” de Séneca.

El soborno Odebrecht nos presenta el olvido de la ley primordial: AMAR. No es sustituir por SOBORNO, debilidad que atrapa… “El que come y no trabaja es un ladrón”. Así pensaba Gandhi.

Muy frecuente leo el gran educador Eugenio María de Hostos. Nos permitimos entregar al maestro Hostos moralista por excelencia: Si el periodismo es todavía una fuerza ciega, la culpa es del periodista. No hay ningún sacerdocio más alto que el del periodista; pero, por lo mismo, no hay sacerdocio que imponga más deberes, y por lo mismo no hay sacerdocio más expuesto a ser peor desempeñado. De ahí, principalmente la inmoralidad del periodismo.

Hoy los dejo con Diego Saavedra Fajardo: “No está la felicidad en vivir, sino en saber vivir.

El autor es vicealmirante retirado de la Armada Dominicana

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page