close

La epilepsia, otra amenaza potencial del Zika para los bebés

Please follow and like us:

Más allá de sus vínculos conocidos con los defectos congénitos y otros problemas, el virus del Zika quizá también provoque casos de epilepsia en los bebés, advierten expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.
 
Entre 48 bebés de Brasil con una probable infección congénita de Zika, “según los informes un 50 por ciento tuvieron convulsiones”, señalaron el Dr. Daniel Pastula, la Dra. Marshalyn Yeargin-Allsopp y Rosemarie Kobau.
 
Los tres han estudiado el Zika en los CDC, y fueron coautores de un ensayo sobre la conexión entre el Zika y la epilepsia publicado en la edición en línea del 17 de abril de la revista JAMA Neurology.
El virus del Zika es transmitido a través de las picaduras de los mosquitos, y sus efectos más devastadores ocurren cuando se infectan mujeres embarazadas. En esos casos, el Zika puede provocar defectos congénitos neurológicos graves, como la microcefalia, en que los bebés nacen con cráneos y cerebros poco desarrollados. En América Latina ya han ocurrido miles de esos casos, sobre todo en Brasil.
 
Y están surgiendo otros defectos y enfermedades pediátricos vinculados con el Zika.
 
Según el equipo de los CDC, además del grupo de 48 bebés citados antes, siete bebés más de un grupo de 13 bebés expuestos al Zika en Brasil también fueron diagnosticados con epilepsia.
 
El hallazgo no es demasiado sorprendente, dado que los tipos de anomalías cerebrales observadas en los recién nacidos afectados por el Zika se han vinculado con las convulsiones y la epilepsia en el pasado, anotó el equipo.
 
En un estudio anterior, los bebés expuestos a otro virus común, llamado citomegalovirus, también tenían unas tasas más altas de epilepsia, y mostraban anomalías cerebrales similares a las asociadas con el Zika.
 
Todo esto apunta a “la necesidad de examinar cómo y hasta qué grado la infección congénita con el virus del Zika y las anomalías cerebrales resultantes se asocian con las convulsiones y/o la epilepsia”, escribieron los autores de los CDC.
 
El diagnóstico temprano de los bebés afectados es esencial, añadieron los investigadores, y podría reducir “algunos resultados adversos asociados con el retraso en el desarrollo”.
 
Ahora mismo, los padres y los profesionales de la atención de la salud quizá no sean conscientes del vínculo entre el Zika y la epilepsia, apuntaron los investigadores de los CDC, de forma que “quizá los casos se diagnostiquen mal o no se reporten lo suficiente”.
 
Los investigadores creen que una mayor concienciación será clave para detectar los casos de epilepsia vinculados con la exposición fetal al Zika y para ayudar a los bebés.
 
En una declaración, los CDC señalaron que “mejorar el reconocimiento, diagnóstico y reportes de las convulsiones y la epilepsia en los bebés y niños pequeños nos ayudará a orientar las intervenciones para asegurar que las familias reciban el respaldo y el tratamiento adecuados”.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page