jueves 23 de octubre 2014 | 17:42

Carmona: “En el periodismo debe prevalecer la ética y la moral”

Entrevistas, * | sáb, 11-feb 18:27 Por: Cristian Abreu

Bienvenido Carmona

El “único chispero que bota fuego” ha superado una carrera de resistencia y obstáculos en la que ha resaltado sus dotes de responsabilidad e inquietud por un periodismo de calidad, sano e independiente. Se trata de Bienvenido Carmona, quien  lleva casi tres décadas laborando en importantes medios de comunicación de la República Dominicana y quien  nutrió con su visita al programa ¿Qué pasa Hoy?, de DominicanosHoy.com, donde no se desaprovechó la oportunidad para tratar con este inquieto profesional temas importantes del oficio periodístico y, particularmente el deporte, además de su vida familiar.

 

“Cazador cazado”

 

Carmona narra cómo llegó a la radio en 1984, de la mano de Rubén Brea Peña y por recomendación de su hermano Odalis, un humilde herrero que para entonces laboraba en el Hipódromo Perla Antillana y en la actualidad realiza la misma labor en el V Centenario.

 

La manera en que se atrevió a escribir en sus duros inicios, forman parte de esa biografía que le acompaña y donde se funde el respeto que tiene por su trabajo y poco interés por el dinero, aunque sí por las personas.

 

El surgimiento de su columna Sacando Chispas, los horarios que emplea  en su labor como editor deportivo de DominicanosHoy.com y la pena que le da ver a periodistas ostentar grandes riquezas a cambio de vender su honor y faltar a la ética, forman parte de esta singular entrevista.

 

El “cazador cazado”, como él mismo se denominó, admitió que antes del inicio de la entrevista: “estaba nervioso. Pero ha sido una conversación muy amigable, me han tratado bien”.

 

Bienvenido lleva más de 28 años de ejercicio periodístico, es egresado del Instituto Dominicano de Periodistas (IDP); desde donde pasó a la Universidad Interamericana para realizar una licenciatura: “no fue posible que la concluyera, por la falta de recursos económicos, tenía que trabajar. El periodismo a veces no es el título universitario, porque hay muchos técnicos que son muy exitosos”.

 

Destaca su labor por muchos años en el periódico Listín Diario, donde llegó a ser editor deportivo, posición que se vio obligado a abandonar por asuntos de salud.

 

También vienen a la memoria aquellos “pininos” en Noti-tiempo, donde llegó “sin pulir” a su primera sala de redacción: “redacté varias notas y no gustaron, ganaba 50 pesos mensuales; pero, no me quedé ahí, no me amilané, no me frustré y en vez de irme a jugar dominó o barajas, me quedaba corrigiendo cables internacionales y comenzaba a escribir esas noticias a mi manera”.

 

- ¿A qué hora iniciaba su trabajo a diario?

 

“Llegaba a Noti-tiempo a las 5:00am todos los días. Recuerdo que trabajaba con Orión Mejía, que era el editor deportivo y un día, en el que se retrasaba mucho, a las 7:30 de la mañana me puse a escribir. Hice algo diferente a lo diario y la presenté a los lectores de noticias. La leyeron y cuando terminaron dijeron que por primera vez se hacía una buena sección deportiva”.

 

Fue en ese tiempo que  Carmona se trasladó al estadio: “comencé a ponerle cortes a las noticias y eso gustó. Rubén Brea llamó y preguntó que quién estaba haciendo las deportivas, que estaban muy buenas y una asistente suya le respondió que eran autorías del hermano del herrero que él mismo había llevado a la emisora. Me nombró editor deportivo y me aumentaron a 125 pesos mensuales. Mi sección se convirtió en la mejor de la radio nacional”.

 

-¿Cómo nace Sacando Chispas?

 

“El deporte dominicano siempre ha tenido muchos problemas, aquí no se planifica nada; la mejor profesión del mundo es ser presidente de una federación deportiva: manejan millones de pesos sin sudarlos  y nadie les pide cuentas. Yo tengo una forma de ser y es que las cosas mal hechas me molestan; pero, también soy de bajo perfil y no me gusta ofender al otro.

 

“En el Listín Diario una tarde le dije a Hugo López que aquí pasan muchas cosas malas y nadie las decía; entonces, él me recomendó que hiciera una columna, pero le advertí que le diría las cosas a la gente como son. Comenzamos a buscar el nombre y él mismo escogió Sacando Chispas. Empecé a escribirla y la columna tuvo una buena acogida de inmediato, porque le digo la verdad a la gente; pero, sin ofender”.

 

-¿Cómo califica usted sus inicios?

 

“Muy duros. Tú sales de un aula a comenzar, porque allí no se dan prácticas, sólo tareas. Entonces, cuando se llega a una redacción, que ves todas esas máquinas, como era en aquella época, donde todo el mundo escribe rápido, hay que aprender de nuevo y reorientar tu trabajo”.

 

-Su llegada a Cadena de Noticias…

 

“Una tarde me llamó Nino Germán Pérez y me pidió que pasara por allá. Dijo que me necesitaban en esa emisora y  pagarían 450 pesos por mi trabajo, que era un dineral para esa época. Tengo una forma de ser en la cual  el dinero no me impresiona y por eso no tengo nada. Me importa lo humano, la gente. Le dije que le contestaba al otro día, porque consideraba que no era ético decir que sí de una vez. No podía irme de Noti-tiempo sin hablar con Rubén Brea, que me ayudó en mis inicios y me mantuvo ahí. Irme sin decirle nada no era lo ético.

 

“En la Cadena de Noticias interpretaron que la oferta no llenaba mis expectativas y me llamaron en la tarde. Les dije que aún no tenía respuestas. Entonces elevaron a RD$525 el ofrecimiento. Llamé a Brea y le expliqué todo, pues no quería irme sin consultarlo. Me respondió de inmediato: ¨Carmona, yo no puedo llegar ni siquiera a la mitad, vete y agradezco la gentileza de haberme llamado y comunicado el caso¨. Acepté y enseguida puse fecha de boda con la que hasta hoy es mi esposa”.

 

-¿Su opinión sobre la Serie del Caribe y el béisbol de RD?

 

“Hace mucho que ese clásico perdió su esencia. Ahí se juntan cuatro campeones, hacen seis juegos y el primero que llegue a cuatro o cinco victorias ganó, no hay competencia, no hay nada que motive, no organizan una verdadera final que emocione, por eso la gente no va al play, eso da pena. Cuando al dominicano le hablan de dólares, porque los precios son calculados en esa moneda, se ahuyenta. Tampoco hay una figura importante que se pueda ir a ver.

 

“En cuanto al béisbol dominicano, considero que está fuerte, porque los torneos se dan buenos; pero, cada día habrá menos figuras, porque se le está pagando demasiado dinero en los Estados Unidos. Vamos a poner un ejemplo: el zurdo Arodi Chatman, cubano, se quedó en México y de repente le dan 30 millones de dólares, con los que va a resolver sus problemas y los de toda su familia. No es verdad que pueda ser el mismo, tiene que cambiar obligatoriamente”.

 

-¿Qué significa Al Horford para usted?

 

“Esa es una buena pregunta, porque mucha gente ve sólo que Bienvenido Carmona es el representante de Al Horford y creen que lo conozco después que tiene ese gran nombre. No saben que su madre, Arelis Reynoso, periodista, pasó muchísimo trabajo y que somos amigos desde hace más de veinte años. Ella iba a Listín Diario cuando Alfred tenía cinco años. El muchacho ha crecido y ahora es Al Horford, en esa época no lo era. Mucha gente piensa que yo llegué hoy a la familia Horford y no es así.

 

“Arelis y yo hablamos todos los días. Yo manejo la agenda de Horford, los programas que quieren verlo tienen que hablar conmigo; pero, eso no es porque yo llegué hoy, eso viene desde cuando él era Joel,  como le decían sus tías, yo le decía Alfred, ahora es una superestrella”.

 

-Usted dedica mucho de su tiempo profesional a DominicanosHoy…

 

“Considero que parte de mi éxito en el periodismo y se lo digo a los jóvenes es el respeto que tengo por mi trabajo. Si usted me dice: Carmona quiero hacer un   ‘paquito’, me gustaría que tú me ayudes y digo que sí, para mí ese es mejor periódico que el New York Times, porque empeñé mi palabra y si voy a poner mi firma, tengo que respetar eso.

 

“La respuesta ustedes la tienen arriba de mi cubículo. Se inventó un premio para medios digitales hace tres años y los he ganado todos. Por eso fue que cuando anunciaban el ganador como Mejor Cronista del Año en Digitales yo dije: van tres de tres, eso significa que las 16 horas que le dedico a DominicanosHoy.com no son en vano. Yo soy el editor deportivo de DominicanosHoy y este es mi periódico, así me identifican todos en la calle. Yo vivo para DominicanosHoy.com”.

 

-¿En cuál de las tres vertientes del periodismo que usted incursiona se siente mejor: radio, impreso o digital?

 

“Puedo decir que me gustan los tres, al último que entré fue al digital. Cuando mi amigo Manuel Nova, quien era director de DominicanosHoy.com me llamó, confieso que no era cibernético, no buscaba nada en el internet. Luego que llegué al digital, vi con la facilidad que se informa primero.

 

“Por ejemplo, el pasado domingo estaba viendo la final en vivo de Novak Djokovic y Rafael Nadal, mandé la crónica y se subió de una vez. Los que van a leer cualquier periódico impreso tienen que esperar al otro día para conocer la noticia. La radio no la puedo olvidar, de ahí vengo, me abrió caminos, me enseñó el oficio y el periodismo impreso me gusta. Bueno… ¡me gustan los tres!”.

 

Acerca de cómo mantener su familia unida en medio de tanto ajetreo, Bienvenido Carmona asume que le ha ayudado ese apoyo: “Nada como la familia. Ellos saben que uno viaja, pero mantiene el contacto. Tratamos de salir juntos cuando tenemos un día libre. Mi hija más pequeña, Melba, cuando tenía como tres años me preguntó dónde era que dormía, pues no me veía. Luego de eso le dije que antes de irse al colegio entrara a mi habitación y me diera un besito y yo le daba uno a ella, así lo hicimos.

 

“Los padres tenemos que cuidar nuestro accionar, porque los hijos copian todo lo que hacemos, eso pasa en el seno familiar y el periodismo no escapa a dicha situación. Mi hijo Bienvo me siguió los pasos. Me dijo que quiere ser como yo”.

 

Anécdota: “El huevo de Carmona”

 

“Salieron los Toros del Este, su presidente era Arturo Gil, accionista del Central Romana y el Hotel Santo Domingo. Yo llamo al Santo Domingo y pido que me comuniquen con Arturo Gil y me lo ponen; le digo que quería invitarlo a mi programa y accedió amistosamente. Cuando llega- confieso que no lo conocía físicamente-, simplemente comenzamos a hablar y me agradeció la invitación, sorprendido por ser un programa dominicano.

 

“Cuando le pregunto: ¿Qué usted puede hablar de los Toros? El hombre responde ¿Los Toros del Este? Noooo, yo estoy aquí con un equipo de  Amway Internacional vendiendo productos. No era el Arturo Gil que yo pensaba. Al otro día, en la prensa, Gustavo Rodríguez, del periódico Hoy, lo tituló ‘el huevo  de Carmona’ y eso nunca se me olvida”.

 

-¿Un consejo a los nuevos cronistas?

 

“Que siempre respeten su carrera, porque así se respetan a sí mismos. Que pongan la ética por encima de todo, porque el periodismo no da dinero; si usted ve un periodista rico hay que revisarlo.

 

“Les pido a los jóvenes que defiendan su verdad, que no se presten a hacerle el juego a terceros por algunas monedas, que hagan un periodismo serio, porque aunque ellos no lo crean hay gente que le está dando seguimiento. Los charlatanes son charlatanes y la gente no los respeta, sin embargo, cuando llega una persona que defiende su verdad y no se presta a vagabundería la gente lo reconoce”.

 

-¿Cuál es su alumno más aventajado?

 

“Yancen Pujols, editor deportivo del periódico El Caribe. Él estaba conmigo en el Listín, donde llegó muy joven. También están Félix Melo, Freddy Tapia, Pedro Briseño… hay un grupo.

 

“Lo que me gustó de Yancen fue que cuando lo llamaron de El Caribe para ser editor me preguntó qué hacer. Le dije vete que tú vas a ser editor y si te va mal vuelve para atrás que yo te recibo”.

 

-¿Qué entiende Bienvenido Carmona qué le falta en el periodismo?

 

“Uno nunca se cansa, soy periodista, es como con los policías. Un buen policía va para su casa y si ve atracando una gente se mete, entonces uno nunca termina. Me mortifico cuando veo algunos colegas jóvenes que no llevan el camino que a uno le gustaría, porque cuando ya uno está viejo y esos jóvenes son como hijos.

 

“No sé que me falta: seguir hasta que me canse y uno nunca se cansa de escribir. Yo me tomé un año sabático en el periodismo cuando salí del Listín, porque si no lo hacía me sacaban en camilla. Mi esposa que es bioanalista, con los muchachos al lado, me conminó una noche y me llevó una prueba de diabetes y estaba en 480. Me dijo: si tú no dejas Listín Diario, te va a dar un coma diabético, te va a perder el Listín y nosotros...”

 

-Y si volviese a nacer, ¿qué estudiaría?

 

“Yo estudiaría periodismo de nuevo, lo haría con más fe y a ningún hijo mío le diría que no lo estudie, porque cuando tú puedes decir lo que sientes y servirle de vocero a otro es un logro incalculable”.

 

Finalmente, pedimos al compañero, amigo y colega, a quien todos queremos imitar en la forma más positiva, que es la única que puede de él emanar: con respeto y el concepto de defender su verdad, ¡que nunca se retire!

|
Enviando tu valoracion...
Todavia sin valorar. !Animate a ser el primero!
Haz click en la barra para valorar el elemento.