close

Respetar la privacidad de un enfermo de cáncer

Please follow and like us:

La privacidad y el respeto a la familia es lo que debe prevalecer hacia una persona que esté enferma de cáncer, que lo único que necesita es el cariño de sus hijos, esposa y demás parientes, no recibir maltratos de personas que dan a “conocer” informaciones que nada aportan al caso, sino todo lo contrario, cuyo único interés es “sonar”.

El miércoles se supo que el periodista y viceministro de Relaciones Exteriores, César Medina Abreu, padece de un cáncer en el hígado y él mismo ha dicho que las noticias no son buenas, pues nódulos en el pulmón derecho afectan su vía respiratoria.

El pronóstico del comunicador Medina Abreu no es bueno, “pero los médicos que me tratan en el Presbyterian Hospital de Nueva York–doctores Paul Lee, Rafael Lantigua e Ivonne Saenger–, consideran que el tratamiento que empezarán a aplicarme en el día de hoy (miércoles) puede tener resultados positivos a partir de los avances que ha alcanzado la investigación científica en el comportamiento de ese tipo de cáncer”.

Peña Gómez
El caso del cáncer de páncreas que sufrió el líder político José Francisco Peña Gómez, que terminó con su vida, fue uno que muchas personas malsanas no respetaron y dieron a conocer en los medios de comunicación (programas radiales, televisivos y diarios impresos), a pesar de que su familia pedía “privacidad”.

Una fuente nos contó que durante la intervención para retirar el mal a Peña Gómez en el Cleveland Clinic, en Ohio, Estados Unidos, un galeno y colaborador político que le acompañaba, se retiró de la sala y voló inmediatamente hacia República Dominicana diciendo que el exsíndico de la capital no se salvaba y que había señalado a su sucesor. El médico que le acompañaba y que la fuente dijo abusó de su confianza fue el doctor William Jana Tactuk.

Peña Gómez fue abusado en los medios de prensa que hablaban solamente de su enfermedad, el tamaño del tumor, cuándo moriría y toda esa cuestión, sin dudas que aceleró su muerte.

“Comunicadores, como el doctor Julio Hazim, productor del programa Revista 110, fueron a Cambita, San Cristóbal, a conversar con Peña Gómez, porque este estaba molesto con algunos de sus comentarios”, dijo la fuente.

Agregó que “hoy en día es César Medina que sufre una enfermedad grave y pidió privacidad y hay que dársela”.

Otro evento que según la fuente agravó la enfermedad a Peña Gómez fue el enfrentamiento entre los precandidatos a síndicos Julio Maríñez y Miguel Vargas Maldonado. “Una vez en la casa de Nano Porchella, cuando la discusión para síndico hubo una fuerte discusión y Maríñez ofendió a Peña Gómez llamándolo ¨negro insignificante¨ y este ni le contestó; salió a una galería a reflexionar, con los ojos llorosos”.

Nota: durante el ejercicio periodístico no se puede abusar de los micrófonos ni de las plumas y siempre hay que ponerse en el lugar del otro; pues, un viejo dicho reza: hoy por ti, mañana por mí.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page